3.5.09

Qué es un SOLSTICIO DE VERANO para el Hemisferio Norte.


ASTRONOMÍA: imaginemos una maqueta donde el sol gira alrededor de la tierra, ese giro no es circular como una rueda de bicicleta propiamente, es más bien como ovalada, por eso se llama elipse. Hay un momento en que en ese giro el sol está muy alejado de la tierra, y hay otro momento en que está bien cerca de la tierra. Cuando está lejos se llama a ese punto Solsticio, cuando está cerca se llama Equinoccio. Al año hay dos solsticios y dos equinoccios. Como en Colombia estamos en el trópico no percibimos el cambio de estación que si notan fácilmente quienes viven en sitios más al norte o al sur.


Y AHORA MIREMOS ESTA MARAVILLOSA FOTO DE LA PUERTA DEL SOL EN TIAHUANACO, BOLIVIA.



Quizás lo más representativo que ha llegado a nuestros días es la famosa Puerta del Sol, realizada en una sola piedra, con peso de más de 12 toneladas, es una magnifica pieza que nos invita a penetrar en la sabiduría solar o del espíritu, la Sabiduría del Ser. La puerta es la invitación a todos los seres humanos a adentrarse a la Verdad, a la Luz, al cocimiento, a la humildad, a la diligencia, al Amor, representados por esta excepcional piedra.


Porque cada solsticio y equinoccio marca el inicio de una estación. Primavera, Verano, Otoño e Invierno.

Este próximo 21 de junio, asistiremos al Solsticio de Verano, para quienes vivimos en el Trópico y en el Hemisferio Norte. Y las regiones al sur de la línea ecuatorial vivirán el Solsticio de Invierno.

Los Mitos abrazan la Historia y tenemos algunos apuntes interesantes como:

La mitología nahualt consagró a Teotihuacán como la ciudad de los Dioses cuando estos se reunieron después de la desaparición de los primeros cuatro soles que habían alumbrado al mundo.

El conjunto de culturas mesoamericanas compartían una forma de pensamiento en la que el sol es el fuego, el cielo diurno, el dador de vida. Así en la cultura nahualt se llamaba Tonatiuh, en la Zapoteca Copijza, en la Maya Hunabku y en la Tarasca Curicaveri. El sol era considerado el símbolo de la vida al que era necesario asegurar la fuerza para luchar contra los enemigos de la noche y que de esa forma, pueda alumbrar cada mañana, gracias al alimento divino que es la sangre humana en un solo día. Así el joven sol sale en la mañana, madura durante el mediodía y envejece al atardecer. En el ocaso lo devora la tierra y se sumerge en el inframundo en el dominio de los muertos. Para volver a nacer cada día debe nutrirse de lo más preciado del ser humano, de su sangre. En el museo nacional de antropología de México, se encuentra la piedra solar del calendario azteca que mide casi 4 metros de diámetro y pesa 25 toneladas. En el centro está el Dios Sol Tonatiuh.

En el Perú Prehispanico, la muerte de los 3 primeros soles por la indiferencia de los humanos dio origen al cuarto sol, la obra de Viracocha. Este Dios emergió del Lago Titicaca, para crear el cielo, la tierra, el sol, la luna y llamó a los humanos para que salieran de las profundidades de la tierra, luego desapareció en el mar. Después de Viracocha, Inti, el Sol, es el Dios más importante pues a él se deben todos los beneficios que hace posible la agricultura.

El Inca supremo soberano, recibía su poder directamente de Inti, siendo considerado hijo del Dios Sol. La adoración del sol comprendía un gran número de templos dedicados a él, dentro de los cuales se destaca Cuzco. La fiesta principal es la del Inti Raymi. Actualmente a unos 20 kms, del Lago Titicaca, se encuentra la puerta del Sol, que es un enorme bloque monolítico de 3 metros de alto por 3.75 de ancho y unas 10 toneladas de peso, sobre el que se talló una enorme puerta rectangular rematada por un friso de bajorrelieve, en el centro aparece una imagen solar tal vez del Dios Viracocha.

En la India, el sol personificado como Surya, considerado maléfico por los drávidas del sur y benévolo por los Munda de las zonas centrales.

Los Babilonios, eran adoradores del Sol, y en la Antigua Persia la adoración del Sol formaba parte del culto a Mitra, que más tarde se extendió por todo el imperio romano.

Los Egipcios de la antigüedad adoraban la triada divina de Tebas, conformada por Amón el padre, Mut la madre y su hijo Khon. Amón fue identificado con el Dios Sol Ra de Heliópolis, considerado el Padre de los Dioses, el hacedor del género humano, el creador del ganado, el señor de todo lo que es. El templo más importante estaba en Karnak.

El sol también asociado a una figura femenina, Amaterasu, es la Diosa más elevada del panteón sintoísta y tutelar de la casa imperial del Japón.

En la Antigua Grecia las deidades del Sol eran Helios y Apolo. La adoración a Helios estaba muy extendida, los templos dedicados a él fueron construidos en Corinto, Argos, Troezen, el principal se encontraba en la Isla de Rodas.

En el Islam, la oración hacia el Sol es una obligación importante. La primera oración tiene lugar antes de la salida del Sol, la segunda al mediodía, la tercera, entre las tres y las cinco de la tarde; la cuarta después de la puesta del sol y la quinta antes de acostarse y antes de la medianoche.

En Colombia, lo indígenas muiscas en lo que hoy se llama Sogamoso, construyeron un poblado sagrado con un templo de adoración al Dios Sol, santuarios que luego fue incendiado por los conquistadores españoles.








EN CASA: RITUAL: EL MUNDO.


foto guia.


Representado como una mujer danzando en el interior de un círculo, el Mundo nos invita a sumarnos a su alegre celebración de la vida. En conexión con Saturno, representa el proceso creativo en el que todos estamos inmersos, los éxitos que ya hemos conquistado, y los logros y victorias que aún nos esperan en el futuro.

Objetivo mágico: hacer que conquistemos grandes honores y éxito material; bendecir a todos los miembros de nuestra familia; abrir ante nosotros nuevas oportunidades de negocios; potenciar los viajes al extranjero; ofrecer protección durante los desplazamientos; hacer posible la armonía en el sitio de trabajo.


Debemos escribir nuestro nombre a lo largo de la vela y prepararla con el aceite de esencias correspondiente. La pondremos luego en el centro del altar y la encenderemos. A continuación colocaremos la Carta El Mundo de pie sobre la vela y recitaremos:

En el nombre de las poderosas fuerzas de la luz, invoco a los reinos elementales para que acudan en mi ayuda y me concedan el éxito y los honores que deseo con mi corazón. Quiero pedir asimismo, que los demás puedan beneficiarse de las bendiciones que me sean otorgadas. En el nombre del Ángel Uriel que así sea.




Visualizaremos a Uriel de pie ante nosotros. Su imagen en tonos verdes y rojizos, cuando lo miramos, podemos oir el ruido dee hojas movidas por el viento y percibir el olor del campo. Veremos fluir hacia nosotros una corriente de oro líquido, que parte del sitio donde se encuentra el arcángel. Podemos emplear todo el tiempo que necesitamos para concentrarnos en el ejercicio. Luego imaginamos todas las cosas que vamos a hacer cuando esta prosperidad venga a nuestro encuentro.

Al final en agradecimiento, dejaremos sobre el altar la copa de leche y el recipiente conteniendo las frutas y los cereales, la carta la pondremos sobre la mesa a un lado de las frutas para que no se queme mientras se consume la vela.

A la semana, enterramos la leche y las frutas con cereales, no son para comer esta vez. En poco tiempo podremos comprobar los benéficos resultados de esta trabajo mágico.

ingredientes necesarios:

Mantel de color blanco.
Velón o vela de color blanco. ( de cualquier forma, redondo u otra).
Carta 21 del Tarot o llamada El Mundo. ( ver e imprimir aquí mismo)
uvas y granos cereales dentro de un recipiente.
Esencia de lavanda.
Una copa con leche.

Se recomienda practicar el ritual en el momento en que usted esté mejor dispuesta con buen ánimo entre el 20 y el 22 de junio.



Regresar