Mostrando entradas con la etiqueta 5 Signo IV Cangrejo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 5 Signo IV Cangrejo. Mostrar todas las entradas

3.8.08

CÀNCER: un cangrejito guarda su memoria.

Signo de agua, femenino, cardinal, domicilio de la luna.


http://www.simplystreepmedia.com/
En su aspecto físico, el nativo de Cáncer engaña fácilmente, ya que por lo general la parte superior de su cuerpo, la que primero salta a la vista, está desarrollada de forma desproporcionada a la inferior: Vemos casi siempre un torso ancho o al menos carnoso al lado de brazos robustos, mientras que las piernas son delgadas y débiles.

El nativo de Cáncer tiene una estatura media, algunas veces baja. El rostro, más bien pálido, custodia dos ojos pequeños, con frecuencia ligeramente velados y raras veces verdaderamente vivaces. Si el nativo de Géminis tiende a malgastar sus propias energías y es propenso a volcar su íntima plenitud al mundo exterior, el de Cáncer es más bien parco en palabras y difícilmente se abre a los demás. 

Pero lo que en este nativo comúnmente se explica como un carácter cerrado, en realidad es debido al efecto complicado de una serie de impedimentos psíquicos que le son propios y que en cierta manera se pueden dividir en negativos y positivos: entre los primeros son de señalar, sobre todo, la timidez y la incapacidad para tomar decisiones; entre los segundos, una forma particular de presunción o de vanidad: el nativo de Cáncer está persuadido de ser de un modo u otro un ser excepcional, dándose por tanto cierta importancia, a menudo cree, si no en su infalibilidad, sí al menos en su propia superioridad respecto a la mayor parte de personas que conoce, mostrando en sus relaciones una excesiva reserva.



http://www.kafka-online.info/
Esta condición especial de su psique se muestra con toda evidencia en el momento en que es criticado o se siente contrariado; entonces su timidez desaparece y el nativo de Cáncer es capaz de desencadenar una filípica en su propia defensa. Se trata indudablemente de debilidad más que de fuerza: en último término el nativo de Cáncer es fácilmente influenciable, pero solamente cuando se logra influir en su sensibilidad, crear en él un estado de ánimo apto para absorber uno u otro parecer y permitir una u otra toma de posición; siempre será vana toda tentativa de imponerle una cosa, idea o decisión con la violencia; en tales casos, el nativo de Cáncer se retira rápidamente en la impenetrable concha de su acostumbrada reserva y permanece inaccesible. 

Por tanto son los estados de ánimo, los humores y con frecuencia los simples caprichos los que hacen cambiar de opinión a los nativos de Cáncer, cambiar sus principios, los que hasta poco antes había defendido casi fanáticamente. Su psique y su espiritualidad son tanto o más cambiantes que su imaginación, la cual forma una parte importante de su vida. 



http://www.jamesrodriguez.com.co/
Este es el lado femenino y lunático de su ser, lo que le hace parecer a los ojos de los demás un iluso, o en los casos menos pronunciados, un excéntrico. Especial mente en la juventud, el nativo de Cáncer muestra un gran amor por los cambios; este período de su vida es con frecuencia muy agitado, no ya porque desborde vitalidad, sino porque se deja arrastrar por sus impulsos incontrolados que le empujan por las vías tortuosas de sus experiencias. Como ocurre con Géminis, no está dominado por las ideas, conceptos o planes, pero sí por inspiraciones imprevistas que con frecuencia no son otra cosa que caprichos que inventa su imaginación, la cual se halla en continua fermentación.  La edad madura lleva consigo un cierto equilibrio, mientras que la vejez puede dar a los nativos de Cáncer la verdadera paz. 


A pesar de las oscilaciones de su psique, Cáncer, como ya se ha indicado, es capaz de aferrarse fanáticamente a cualquier opinión o principio: si la vida es injusta con él, se maravilla y se lamenta del albedrío de su destino. La facilidad de adaptación a las condiciones y circunstancias poco favorables de la vida práctica, es indudablemente la mayor virtud de los nativos de Cáncer, expresándose en las más variadas formas. 

https://www.nelsonmandela.org/
Así, cuando lo cree oportuno, se muestra conciliador, cortes e incluso cordial, y aun no siendo excesivamente sociable, puede resultar un agradable compañero de viaje o de conversación. Por desgracia, estas salidas de sus fuerzas casi siempre terminan de forma brusca y con una rápida retirada provocada por uno de sus acostumbrados cambios de humor; son éstas las situaciones en que el nativo de Cáncer se vuelve absolutamente insoportable a sus semejantes. De este modo su capacidad de adaptación parece limitada a su eficacia, esto es a su vez un motivo más por lo que en la vida del nativo de Cáncer aparecen cambios frecuentes. 

http://www.tomhanks-online.com/
En algunos individuos la misma facultada, aunque se encuentre secundada por un talento artístico, puede abrir la vida hacia las tablas; no pocos actores pertenecen de hecho al signo de Cáncer. Hay cierto contraste con su naturaleza sentimental y frecuentemente romántica, ya que el nativo de Cáncer tiende a posee bienes materiales y es propenso a acumular capital, pero el enriquecimiento no siempre le resulta fácil. Amante del lujo, de los viajes y de las cosas bellas, se deja arrastrar por compras inútiles o en especulaciones desgraciadas. Entre los numerosos casos examinados por el autor, se encuentran no pocos individuos pertenecientes a Cáncer con pronunciadas tendencias a la avaricia, hecho que sin duda tiene su importancia, pero que no debe inducir a ver en la avaricia un rasgo característico de este signo. 

El egocentrismo por una parte, las oscilaciones psíquicas por otra, no son premisas ideales para una vida armoniosa en común. También en el matrimonio, el nativo de Cáncer resulta con frecuencia inaccesible, atrincherado en el cascarón de su reserva, estando raras veces dispuesto a desvelar a su compañero de vida los secretos más custodiados de su propia intimidad. 


http://www.royal.gov.uk/
Las relaciones entre los cónyuges se encuentran caracterizadas por una mayor o menor frialdad o indiferencia, algunas veces disimulada por una aparente cordialidad o cortesía superficial. De esta última, Cáncer, se sirve de ella también, como ya he indicado, en la vida profesional y pública. Con frecuencia se encuentra en la carrera diplomática. Aun se debe anotar que este signo prefiere no asumir gravosas responsabilidades; la mayoría de los pertenecientes al signo de Cáncer ocupan puestos subalternos y se dedican a menesteres sin relieve personal. El estómago, en el signo de Cáncer, es el órgano más amenazado por las enfermedades.



Texto Tomado de: N. Sementovsky-Kurilo, Astrologìa, Barcelona, Editorial Planeta, 1986.


A continuación, Video sobre el Trabajo # 4 de Hércules, por analogía el trabajo de Cangrejo.