Mostrando entradas con la etiqueta 5 Signo IX SAGITARIO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 5 Signo IX SAGITARIO. Mostrar todas las entradas

3 de agosto de 2008

SAGITARIO: un centauro lanza sus flechas al horizonte.

ALGUNOS ASPECTOS DE SAGITARIO.

Los individuos que pertenecen al tipo Sagitario, en la mayoría de los casos son físicamente bellos, de estatura alta y elegante; con colores frescos vivaces en la cara que es de forma oval alargada; la nariz es grande, ligeramente arqueada o aquilina; son muy característicos los muslos desarrollados de modo que los hace estar especialmente dotados para el deporte. En sus mejores representantes, el tipo Sagitario puede considerarse idealista, de grandes miras, tendiendo hacia las metas más elevadas del ingenio humano. Lo que a este nativo le falta es la agilidad de la inteligencia, como la que puede observarse en los nativos de Géminis por ejemplo, signo opuesto al de Sagitario y regido por Mercurio, y también el del sistemático y profundo pensamiento de los nativos de Capricornio, regido por Saturno. 


Su inteligencia es espontánea, a veces ingenua, fundada mas sobre la experiencia.En los individuos inferiores, regidos por Sagitario, encontramos personas apresuradas, muy superficiales; personas que hablan con gusto de cosas sublimes, pero que en realidad no las sienten. Si el tipo superior se muestra leal, franco y competente, en el tipo inferior encontramos la fanfarronada, la mentira y la presunción. Especialmente desagradables aparecen en las mujeres estas características negativas.



La presunción, asociada a una estrechez de miras, además de una absoluta falta de tacto y de sensibilidad, dan lugar a las malas, cotorras venenosas, llenas de envidia y de celos con respecto a las representantes de su propio sexo; a veces se muestra la tendencia a obstinarse defendiendo o difundiendo una idea o un programa, adoptadas de otras personas o apropiados por influjo de las corrientes del tiempo, sin convicción intima ni inteligencia critica, y que con frecuencia responde a mezquinos intereses personales. El nativo de Sagitario tiene un sentido muy desarrollado de la realidad en esto es afín al Virgo, por tanto no se pierde en vanas quimeras, se complace en hacer grandes proyectos, en imaginarse fundador de importantes empresas, como protector magnánimo de los demás; en general tiene tendencia a lo hiperbólico, tanto en el bien como en el mal, en la palabra como en el acto, debilidad que entre los que pertenecen al tipo sagitario se encuentra igualmente entre los individuos superiores como en los inferiores.

La gran ambición de los nativos de Sagitario es elevarse a toda costa por encima del ambiente en que han nacido (si se trata de una clase humilde o media) o por encima de los hombres que los rodean: el arribismo en los tipos menos espirituales, la aspiración a lo “sobrehumano” en los superiores, son las metas de los nacidos bajo de Sagitario y los motivos esenciales de la existencia (reflejados en  la figura de Zarathustra a través de Nietzsche quien tenía este signo en el ascendente).


A este respecto los nativos de Sagitario están animados por el mismo optimismo, persuadidos de poder lograr todo cuanto se han prefijado, y con frecuencia se creen protegidos y favorecidos por una justicia superior que no podrá dejar de reconocer sus méritos y hará todo por secundarlos en su fatiga; en otras palabras, se podría decir que están profundamente convencidos de haber nacido bajo una “buena estrella”. Así difícilmente se dejan desanimar; después de las desilusiones y los fracasos reemprenden con la misma energía sus ocupaciones y prosiguen por las mismas vías sobre las que habían encontrado sus obstáculos.


La creencia en la protección sobrehumana no tiene nada de mística, como tampoco la religiosidad en general en los nativos de Sagitario a la que tienden más que otros y está totalmente desprovista de todo elemento metafísico; si es lícito un chistoso parangón, conciben a Dios como un bueno y valiente amigo, generoso y siempre pronto a escuchar sus plegarias y a satisfacer sus deseos por los que se dirigen a Él. 


En esto se parecen a niños y adultos, y quizás esta es la razón por la que, entre los nacidos bajo el influjo de Sagitario, se encuentran fundadores o miembros de comunidades religiosas basadas sobre los principios de la simplicidad, se diría ingenuamente primitivas, pero también sobre los principios de la iglesia, elevados a la dignidad no tanto por las virtudes de sus dotes intelectuales como por la gracia y pureza de su corazón y por la austeridad de su vida. La certeza de ser los “hijos predilectos de la providencia”, en los mejores tipos de Sagitario no impide que luchen y se fatiguen por alcanzar la posición deseada; en los tipos menos fuertes, que al mismo tiempo casi siempre están inclinados al placer y al goce, se puede observar, en cambio, una pronunciada pereza, y la energía que en otros se encuentra al servicio de importantes progresiones y de una actividad sistemática, en estos viene a ser insensatemente desperdiciada a fin de satisfacer los deseos y ambiciones engañosas. 


Hasta cierto punto, todos los nativos de Sagitario están amenazados en este sentido, todos, mas o menos, son propensos a la aventura, especialmente en el campo sentimental y sexual, al juego con la vida, al desprecio por la muerte aún cuando ningún motivo lo justifique. Si bien es cierto que los nativos de Sagitario son excelentes compañeros de vida, también es verdad que difícilmente logran ser constantes en sus afectos. Respecto al resto de tipos astrológicos, la estadística registra el mayor número de divorcios, separaciones y nuevos matrimonios entre los representantes de este tipo, que por otra parte, como en el dominado por Virgo, se encuentra con frecuencia entre los solteros.Quizás es esta una nota trágica en la existencia de los nativos de Sagitario, ya que están en posesión de un sentido social más desarrollado de lo que se encuentra en otros; sienten profundamente la necesidad de lazos familiares y amistosos en general, de tal modo que se prodigan asistiendo y ayudando a sus propios semejante, sacrificando algunas veces un tiempo precioso en detrimento de sí mismos. 


En esto puede estar la explicación del fenómeno de que entre los tipos superiores se encuentren hombres animados por sublimes ideales sociales, capaces de grandiosas visiones de una sociedad futura mejor (Alejandro I de Rusia, fundador de la Santa Alianza), y Gandhi con ascendente Sagitario quien logra la independencia de la India, con un discurso pacifista propio de su signo solar Libra. También están los creadores de obras en las que vive un profundo y universal humanismo (lo demuestran las sinfonías de Beethoven).

Los nativos de Sagitario están sujetos de un modo particular a molestias hepáticas, a debilidad en las vías respiratorias, a lesiones de las arterias y en primer lugar de los muslos.Sagitario junto con Aries y Leo pertenecen al elemento fuego. Sagitario es el fuego de la disciplina, no es la chispa aventurera y dispersa sino la transmutación, es la mutación del fuego apagado que se propaga con la fe y la acción es ilimitada, es el fuego que no tiene llama, es silencioso e interior, se mantiene dormido pero es profundo e incandescente como la ascua (pedazo de cualquier materia sólida y combustible, penetrada de fuego, que se pone incandescente sin dar llama.) 


Es el fuego místico de color púrpura de la vestidura sacerdotal, es el fuego metafísico de la espiritualidad, el fuego pensante y la honestidad que desmaterializa para convertirse en espíritu. Sagitario es jovial, optimista, flexible, se adapta fácilmente a las situaciones, es filosófico y amante de la libertad en sus rasgos negativos es exagerado, carece de tacto, es intranquilo, irreflexivamente optimista, turbulento e irresponsable.Aunque necesita el amor y el afecto no deja que le cuestionen la libertad, es muy buen conversador y un intelectual admirable. Es muy respetuoso del criterio y vida de los demás, por lo que también exigirá respeto. Si no tiene ataduras es posible que no se quede en un solo sitio por mucho tiempo, su naturaleza es nómada, trotamundos, viajero, corsario, pirata.Las profesiones afines son el derecho, la filosofía, maestros interpretes, antropólogos, historiadores, esotéricos, veterinarios, sacerdotes, editores, escritores, catedráticos e inclinados a los deportes que impliquen artefactos que den más velocidad que los simples pies. Se identifican con la velocidad y la equitación.



Texto Tomado de: N. Sementovsky-Kurilo, Astrologìa, Barcelona, Editorial Planeta, 1986.



A continuación, Video sobre el Trabajo # 9 de Hércules, por analogía el trabajo de Sagitario.