Mostrando entradas con la etiqueta 6 Vive Sano: orar y/o meditar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 6 Vive Sano: orar y/o meditar. Mostrar todas las entradas

5 de marzo de 2013

Vive Sano: Oración y Meditación.


La oración y la meditación son nuestros principales medios de contacto consciente con Dios. 

Muchas veces el mundo actual se presenta con tantos desafíos que nos aplaza la oportunidad para empezar a practicarlas. Pero si un día nos animamos y experimentamos veremos cómo se derivan resultados inesperados, nos empezamos a sentir diferentes y nos vemos diferentes. 

No debemos rechazar la oportunidad de verificar sus magníficos resultados, así como no rechazaríamos el aire, alimento o luz del sol porque nuestro cuerpo sufriría, no deberíamos alejarnos de estas prácticas que nos permiten entrar al Reino del Espíritu. 

A través de ellas seremos consolados y se nos garantizará que nuestro propio destino estará seguro mientras tratemos, a pesar de nuestra vacilación, de encontrar y hacer la voluntad de nuestro propio creador.

Además ellas nos permiten iluminar nuestros lados oscuros, y ya lo hemos indicado en otras páginas de nuestro  sitio web, cuando evitamos realizar nuestro sendero de autoconocimiento y no hacemos conciencia de los lados oscuros estos terminan forjando el destino sin elección de nuestra luz.

Pero, Cómo Empezar?

Con la Oración, descubrir cuáles son la mejores Plegarias para nuestra alegría, desde El Padre Nuestro, el Rosario,  la Oración de San Francisco de Asis, o cualquier cantidad que nos han legado santos, santas, iluminados y otros seres con poderes místicos. Descubrir si nos agrada hacerla en la mañana o en la noche, o en ambos momentos. Este descubrimiento es muy personal y lleva tiempo.

Recomiendo mientras se pueda, realizar la Oración en Silencio, sin el estómago lleno, y sin sueño. En un sitio calmo, sentados o arrodillados, como mejor nos agrade, si gusta puede encender una vela porque el fuego siempre aviva la compañía espiritual. El momento de la Oración incluye además unos momentos de Gratitud para agradecer las bondades que nos acompañan en el Hoy, recuerde que el Ego siempre se está fijando en lo que le falta y no agradeciendo lo que se ha alcanzado. Al final de la Oración recordar siempre  que nos conviene que se haga la Voluntad superior y no nuestros móviles a veces llenos de deseos vanos.

Recomiendo una Plegaria que convoca y abraza a todos los credos, es Universal por que a todo ser humano le viene bien.

Dios concédeme serenidad 
para aceptar las cosas que no puedo cambiar
valor para cambiar las que puedo
y sabiduría para reconocer la diferencia.


Y con la Meditación?

La Meditación no es más que una Técnica, para reconciliarte con tu vacío interior, reconociéndolo, no escapando de él, viviendo a través de él, no huyendo, siendo a través de él para perder el miedo. Si el vacío no es total, Dios no puede estar allí.” Osho.

Con La Meditación, necesitaremos un poco más de tiempo para simpatizar con ella, porque la Oración ha sido el fuerte de nuestro hemisferio occidental y estamos inmersos en esta cultura, en cambio la meditación está arraigada hace centurias en oriente.

Este es un camino también muy personal, mi propósito con este sitio web es Recordarle que existe y que es beneficiosa, pero usted deberá encontrar el método que más le agrade, seguro se animará a visitar centros especializados en la ciudad donde instruyen y muestran diversas líneas de meditación, recuerde que no tiene que cambiar de religión para practicarla, usted puede conservar su fe y agregar la meditación, lo aclaro pues muchos creen que al meditar se está abandonando el antiguo sistema de creencias, por el contrario en muchos se afianza y se mejora.

También en el mercado hoy tan lleno de oportunidades nos ofrecen videos, libros, instructores virtuales, y seguro de cada uno aprenderemos algo, hasta que usted mismo pueda verificar cual es su método a seguir porque se siente cómodo y en simpatía con su naturaleza.

Pero hoy voy a compartir un básico ejercicio:
Acuéstese e imagine que está en la playa iluminada por el sol, descansemos y respiremos profundamente la atmósfera espiritual con la cual nos rodea la gracia de este momento. Dispongámonos a tener la buena voluntad de participar y de ser fortalecidos y levantados por el claro poder espiritual, la belleza y el amor que nos rodea. Miremos ahora el mar y consideremos lo que constituye su misterio, y elevemos nuestros ojos al lejano horizonte, más allá del cual buscaremos todas aquellas maravillas todavía inadvertidas. Usted puede variar la playa por planicie o montaña. Y permitir que cualquier cantidad de pensamientos asalte la mente, y déjelos pasar no los detenga ni realice guiones de cine con ellos.

La meditación es una aventura individual, algo que cada uno de nosotros va logrando a su manera, pero el objeto es siempre el mismo: mejorar nuestro contacto con Dios, con su gracia, sabiduría y amor. Recordemos que es básicamente práctica y  uno de sus primeros frutos es el Equilibrio Emocional, luego aumentará la sensación de Pertenecer, es lindo conseguir esto en un mundo que día a día avanza en la separatividad y fraccionamiento de la realidad.


atte, almaluz hurtado borrero.


Regresar