Mostrando entradas con la etiqueta 9 Historia de la Astrologìa y siglos XVII al XX. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 9 Historia de la Astrologìa y siglos XVII al XX. Mostrar todas las entradas

7.4.10

LA ASTROLOGÍA A TRAVÉS DE LA HISTORIA: 3 parte.

.
.

EUROPA: SIGLO XVII  Y LA ILUSTRACIÓN.

Uno de los grandes discípulos de Paracelso fue el inglés Robert Fludd, médico y astrólogo, quien después de sus 42 años de edad empezó a a publicar sus escritos donde exponía sus ideas, sobre la Astrología dice: “es la ciencia de la adivinación por el aspecto de la armonía celeste y el juego de los elementos sublunares”. Escribió para la Escuela Rosacruz, la Ultriusque Cosmi Historia, es una compilación de muchos libros y muchos termas, por ejemplo sobre armonía divina, astronomía, matemática, geometría, pintura, música, geomancia, esto permitió que los rosacruces tuvieran un material con mucho orden para sus iniciados, y siguieron perpetuando los saberes ocultos. Digamos brevemente que Los Rosacruces, son una orden fraterna de principios espirituales, en donde se hallan fundamentos de alquimia, gnosticismo, filosofía, hermetismo, cábala, medicina y Astrología, para llevar a la práctica y vivir de manera integrada consigo mismo, con Dios y con la Naturaleza.


Portada del tomo sobre Astrología de Robert Fludd.


En 1666 en Inglaterra, Londres ardía en fuego, y ese gran incendio lo había pronosticado el astrólogo William Lilly años atrás y por esto el Parlamento lo llevó a juicio pensando que él mismo hubiera producido el incendio pero fue absuelto. Su libro más completo se publicó en 1647, Astrología Cristiana.

La Escuela Rosacruz en buen momento recopiló bastante del Saber Astrológico, por que ahora a mediados del siglo XVII, pasado el auge renacentista y con la llegada de las academias de ciencia, se buscaba eliminar a la Astrología de los ramos de saber.

Ya habíamos mencionado atrás que el Astrólogo de la Antigüedad era un iniciado para hacer parte del cuerpo de consejeros del emperador o faraón; y en la Edad Media y en el Renacimiento el astrólogo es primero matemático y médico que se une al estudio de los astros para buscar el origen y el movimiento y la influencia de las cosas visibles e invisibles, luego trabaja de manera individual o busca amparo en una corte real para protegerse de la inquisición, también encontramos que los astrónomos levantaban cartas natales, para entonces el astrónomo y matemático estudiaba Astrología.

Ahora en 1666 la creación de la Academia de las Ciencias de Francia, de la mano de Colbert excluirá formalmente a la Astrología y a la Cábala y a la Alquimia, de su listado de materias razonables. El Rey Luis XIV, en el contexto de lo que la historia ha llamado Despotismo Ilustrado, decidió agrupar las artes y las ciencias que son “válidas” a la luz de la razón. El rey le encargó a Jean Baptiste Colbert la creación de esta academia, y bueno sus mismos biógrafos no han encontrado sus diplomas de estudio, pero se sabe que era un hábil comerciante, y economista que ocupó los puestos de Intendente de Finanzas, Intendente de Obras y Manufacturas, Inspector General de Finanzas, Secretario de Estado de la Casa del Rey, Secretario de Estado de la Marina y Ministro de Estado, equivalente a Primer Ministro.  Acá vemos uno de los telescopios (invención de Galileo) de Sir Newton, se le considera el último astrónomo que estudió formalmente Astrología.

Este primer ministro consiguió lo que aún no había logrado ni siquiera la Inquisición, que el astrónomo denigrara del astrólogo, el matemático del cabalista, y el químico del alquimista. En 1682, el decreto del 31 de julio, firmado por el Rey Luis XIV, dice: “se prohíbe la impresión y difusión de calendarios astrológicos”.

Pero por supuesto que se continuaron imprimiendo los almanaques, y los astrólogos personales para algunos miembros de la realeza seguían existiendo, pero la Astrología se empezó a ver enfrentada a vivir una época que nunca había vivido, al verle la cara a su madre la Astronomía que toma fuerza y auge y entretanto ella se consuela en quedar en manos de unos pocos.


Arte Intuitiva: La lectura de la taza de café.

Algunos quienes no fueron astrólogos, no dejaron de maravillarse por ella, es el caso de Johann Wolfgang Von Goethe , en "Poesía y Verdad" escribió: “Yo vine al mundo en Francfort-sur- le Main el 28 de agosto de 1749, durante la doceava campanada del mediodía. LA Constelación era propicia, EL Sol se encontraba en el signo de Virgo; Júpiter y Venus estaban en en aspecto con él; Mercurio no era desfavorable, Saturno y Marte eran neutros; únicamente la Luna, llena aquel dia, desplegaba la fuerza de su reverberación tanto más poderosamente cuando que su hora planetaria había empezado. Ella se opuso pues, a mi nacimiento hasta que esta hora hubo pasado. Estos buenos aspectos, altamente apreciados más tarde por los astrólogos, fueron sin duda la razón por la que permanecí en vida, ya que por torpeza de la partera, creyeron que había venido muerto al mundo y sólo tras numerosos esfuerzos vi la luz”.

Pero con la llegada del Enciclopedismo, ya no era necesaria la Inquisición, no solo Voltaire con desdén rehusó brindar el menor espacio a la Astrología en su "Diccionario Filosófico." El llamado siglo de las luces lo sería sólo para aquellas disciplinas que 2 siglos después tienen en vilo hoy a la vida del planeta.


La Quiromancia: lectura de la mano, acá un dibujo de la mano izquierda de Napoleón Bonaparte trazada por la quiromante Anne Marie Le Normand.


SIGLO XIX.

Se considera el siglo XIX como la época antiastrológica por excelencia, al hacer a un lado a la astronomía frente a cualquier utilización posible de su estudio de los astros con fines adivinatorios. Pero nunca el más grande progreso del racionalismo científico podrá eliminar la esperanza humana de querer conocer su porvenir y de querer saber si se puede modificar. Ahora, frente al público en general la Astrología cada dia aparece más desprestigiada, en tanto unos pocos estudiosos hacen todo lo posible por conservarla, seguramente más apasionados por el Tarot no dudan en acoger la Astrología también, esoteristas reconocidos del siglo XIX: Paul Cristian, Fabre D´Olivet, Eliphas Levi, Ballanche.

En el siglo XIX el orden de las llamadas Ciencias Exactas cada día buscaba desprestigiar más a la Astrología, además las Religiones en Occidente ya no son tan poderosas, entonces el vacío espiritual empieza a cernirse y las personas buscan otras vías. Fue el momento en que tomó fuerza el Espiritismo y la Sociedad Teosófica, ambas son fraternidades de tipo secreto y filosófico que entregan a sus discípulos maneras para vivir, desde una conducta moral hasta un lineamiento de cuidado físico, mental y espiritual, y ambas aceptan y reconocen en la milenaria Astrología la capacidad de predecir el futuro.

No haré mención detallada del Espiritismo ni de su creador Allan Kardec, prefiero concentrarme en la Sociedad Teosófica. Una de sus fundadoras Helena Blavatsky, dijo sobre esta fraternidad "...es para la búsqueda de la Sabiduría Divina, Sabiduría Oculta o espiritual". Pero al fin encontramos mujeres dedicadas a la Astrología, seguramente muchas lo hicieron en tiempos pasados, pero por falta de oportunidades no hicieron público su trabajo, bueno al respecto esta investigación está por ser realizada.



MISTERIOSAS DAMAS.

Madame Blavatsky, en 1821 nació en lo que hoy es Ucrania, una serie de viajes por el Oriente y el acercamiento a la Masonería la llevaron en 1874 a desembarcar en New York, donde conoció al masón Henry Olcott, ambos fundaron la Sociedad Teosófica, y él más adelante haría parte de la Comunidad Mundial de Budistas. Se le debe a Blavatsky, diversos libros en donde trata el desarrollo de las Ciencias Ocultas, Religiones, Magia, el Cristianismo Original, pero su gran obra es la "Doctrina Secreta." Se la considera la mujer más influyente en la obra de venideros ocultistas. Abajo Blavatsky y Henry.




Annie Wood Besant, nació en Londres en 1847, recibió La Doctrina Secreta, para su revisión. Sucedió a Henry Olcott en la presidencia de la Sociedad Teosófica de 1903 hasta 1933 y fue iniciada en la masonería en 1902. En 1911 se convirtió en vicepresidenta de la Comasonería mundial y alcanzó el grado de Gran Maestre del Consejo Supremo de la Orden Internacional de la Comasonería, una obediencia masónica que permite la iniciación de mujeres. En 1912 se convierte en cofundadora de la Orden del Templo de la Rosa Cruz inspirada en las enseñanzas del esoterismo occidental.

Evangeline Adams, nació en 1868, primera norteamericana en darle crédito y fama mundial a la Astrología, escribió libros y pronosticó la abdicación del Duque de Windsor, aunque muchos consideran que fue más vidente y síquica. Pero es muy importante saber que no fue llamada por la Inquisición, pero si por un tribunal de New York porque no estaba permitido “predecir la fortuna”.

Para demostrar la validez de la Astrología, el juez accedió y le dio los datos de "Mr. X". Ella levantó el mapa natal  e inició su interpretación. La sala de justicia estaba totalmente en silencio mientras el juez Freschi esperaba y escuchaba. Al final, el veredicto del juez fue el siguiente: "La procesada eleva la astrología a la dignidad de ciencia exacta... En su lectura del horóscopo, actúa a través de una mecánica absolutamente matemática para llegar a sus conclusiones. Ella dice que la astrología nunca se equivoca, aunque los astrólogos sí, y que si las figuras son correctas, la información dada será correcta... Cuando la procesada prepara el horóscopo no viola ninguna ley". Además, el juez añadió que la interpretación hecha por Evangeline del horóscopo le dio a él mismo "una nueva comprensión de la personalidad de Mr. X". El señor X resultó ser el hijo del juez.

Escribió cuatro libros: "Astrología, tu lugar en el Sol"; "Astrología, tu lugar entre las estrellas"; "Astrología para todos" y "El cuenco del cielo". En este último libro dice: "Pero el horóscopo no debe dictar sentencia... Da consejo. Señala lo bueno y lo malo. Las tendencias podrán ser inevitables; los hechos serán lo que los individuos hagan de ellos... El hombre puede ser el maestro de su destino."

Escribió para un periódico, y tuvo un programa de radio que se emitía tres veces por semana, por el que recibía muchas cartas de los oyentes. Su influencia sobre el desarrollo de la Astrología en EE.UU. fue muy grande. Ejerció su profesión alrededor de 40 años en una época de pocas oportunidades laborales para las mujeres, y es más admirable, por el camino que se abrió con un oficio muy liberal al tener su consultorio de Astrología.

Alice Bayle, escritora inglesa quien nació en 1888, también perteneció a la Sociedad Teosófica, y aportó a la Astrología una visión profunda desde el conocimiento del Mito.

El inglés Richard James Morrison a quien se le debe mucho por sus aportes a la Astrología, fue oficial de marina, pero en 1829 se consagró enteramente a la Astrología, bajo el alias de Zadquiel, empezó a publicar Almanaques con predicciones, y tradujo la gran obra de William Lilly. Luego con la publicación de Almanaques le siguió William Wright quien se hacia llamar Rafael, y con ellos la Astrología retomó fuerza en el público general.

Luego nos encontramos con Alan Leo quien nos dejaría asombrados fue Charles Nicoullaud un párroco de una importante parroquia parisina, en 1897 publica el "Tratado de Astrología Esférica y Judicial", donde planteó la incontrovertible predicción de un descubrimiento astronómico moderno, “más alla de la orbita de Neptuno hay un planeta cuyo nombre es Plutón”.

El inglés William Frederick Allan, llamado Alan Leo, fundó en 1896 la primera gran revista de Astrología titulada “Astrología Moderna”, con gran éxito el público miró de nuevo la Astrología que se presentaba ahora bajo una atmósfera que ya no contenía alquimia o magia. Así muchos empezaron a ver en la Astrología más sus fundamentos matemáticos y por ello la aceptaban sin rivalizar con sus creencias religiosas.



Ilustración de George Barbier, esta dama interpreta el naipe y lee la mano.


SIGLO XX.

Se inaugura con los aportes del astrónomo y astrólogo Adolfo Waiss, publica en 1921 "Astrología Racional".

El inglés Aleister Crowley, (1875-1947) novelista y ensayista, también seducido por la magia y la Astrología muchos lo han tildado de mago negro, creó la organización ocultista Astrum Argentum y escribió prácticamente durante toda su vida, profundos textos sobre Astrología, alquimia, magia, yoga, meditación, religiones y poesía.

Max Heindel (1865-1919) es el fundador de la Fraternidad Rosacruz en 1909/11 con sede en California. Retomó las enseñanzas de Helena Blavatsky, y afirmó que los Maestros de la Rosacruz lo autorizaron a difundir las enseñanzas de la Orden y plasmó sus ideas en su obra más importante titulada "El Concepto Rosacruz del Cosmos" donde presenta las doctrinas blavatskianas desde un punto de vista cristiano y occidental. Sobre Astrología, sus libros más importantes son "Mensaje de las Estrellas" y "Astrodiagnosis".

Rudolf Steiner, (1861-1925), austriaco filósofo, pedagogo y esoterista, perteneció a la Sociedad Teosófica, conoció las enseñanzas de los rosacruces y unió Astrología y Educación, fundando asi la Antroposofía, y creando la Pedagogía Waldorf que incluye principios espirituales y zodiacales.

A propósito de escuelas secretas mucho aun hay por revelar, no ha salido a la luz los misteriosos vínculos del nacismo con algunas sociedades secretas que se proclamaban guardianas de secretos de iniciación para la raza aria.

Y como todo tiene su lado oscuro, acá no podía faltar un Astrólogo así,  Karl Ernest Kraft, nació en Basilea en 1900, hizo sus estudios de Astrología en Suiza, se interesó en el sicoanálisis, y terminó publicando  en vísperas del Segunda Guerra Mundial su libro: "Tratado de Astrobiología". En 1939 anunció que a fines del año habría un atentado para Hitler, y como la bomba hizo explosión el 8 de noviembre de ese año sin afectarlo, lo llevaron a juicio acusado de complicidad, pero se demostró su inocencia rápidamente. Entonces se le citó por parte del gabinete de Hitler, y desde Berlín empezó a interpretar los astros para el dictador. Rudolf Hess mano derecha de Hitler se fuga repentinamente para Inglaterra en 1941, y el Astrólogo continúa sosteniendo correspondencia epistolar con Hess, Hitler lo acusa de espionaje, es conducido a prisión, luego lo deportan y finalmente muere el 8 de enero de 1945 siendo trasladado a un campo de concentración. Así terminó la vida de este astrólogo, entretanto los aliados tenían al húngaro Lewis de Wohl, también novelista, ideó una idea bien extraña, hacer circular interpretaciones derrotistas de ciertos párrafos de las "Centurias" de Nostradamus sobre Hitler y su imperio.
Terminada la guerra, con una Europa devastada, surge en Paris el Horóscopo Diario que se publica en el Periódico, donde se pronostica buenos asuntos a cada signo del zodiaco, realmente más que creer que se iba a acertar el futuro a los lectores, se buscaba motivar a las personas con buenos augurios ante un futuro incierto.

Ante la pregunta de porque el creciente interés de la Astrología en este siglo, el astrólogo André Barbault, dijo en 1956: “Esta renovación contemporánea puede ser explicada en gran parte por el retorno general a lo irracional que se acompaña de un desarrollo de las supersticiones. Este incontestable retroceso del espíritu es inherente a la inseguridad en la que vive el mundo moderno, con sucesivas revoluciones, guerras mundiales, inquietudes; la predicción del porvenir es una necesidad profunda del alma angustiada”.

En los últimos años una serie de humanistas, influenciados por la sicología y por el siquiatra Carl Gustav Jung, han procurado unir Astrología, Sicología, Mitología y Análisis Profundo del Ser, para brindar una Astrología que entregue fundamentalmente 2 vertientes, una, la que sirva para auto conocerse y así convertirse en quien nació para Ser, y una segunda la que continúa enfatizando en los pronósticos para ayudar a comprender lo que está sucediendo. Ahí encontramos a Liz Green, Tracy Marks, Howard Sasportas entre otros
.


Efemérides publicadas por el Observatorio de San Diego, con ellas se hacen los pronósticos sobre la Carta Natal.

Atte, almaluz hurtado borrero.

Fuentes básicas que tuve para escribir este texto: Historia de la Astrología de Serge Hutin editado por Ariel Esotérica. Historia de la Superstición de Jean-Claude Schmitt  editado por Crítica. Y las Enciclopedias de Ciencia y Predicción, de Oceano,  y otra de Ocultismo y Magia, Astrología de Kurilo, sobre Evangeline Adams me basé en un texto de Vicente Cassanya publicado en la web, y además una cantidad de datos de mis propios recuerdos.